EN LO PRINCIPAL: QUERELLA; EN EL PRIMER OTROSI: CONOCIMIENTO DEL SUMARIO; EN EL SEGUNDO OTROSI: ACOMAPAÑA DOCUMENTOS; EN EL TERCER OTROSI: PATROCINIO Y PODER.



 

       Señor Juez de Letras de Puente Alto (2°)

 

 

                                      ALEJANDRO NAVARRO BRAIN, diputado de la República, domiciliado en Edificio del Congreso Nacional s/n, comuna de Valparaíso de la ciudad del mismo nombre y JENIA JOFRÉ CANOBRA, Rut N°7.045.210 – 3, Presidenta del Comité Nacional pro Defensa de la Fauna y Flora (CODEFF), organización sin fines de lucro, domiciliada en Luis Uribe N°2620, comuna de Ñuñoa; EDUARDO PAVEZ GÁLVEZ, Rut N°10.047.531-6, Director del Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino, domiciliado en Av. Providencia N°1998 of. 309, comuna de Providencia; CARLOS RAVANAL ESPINA, Rut N°8.635.587-6, Director de la Corporación Nacional Forestal Región Metropolitana, domiciliado en calle Valenzuela Castillo N°1868, comuna de Providencia; TERESA REY CARRASCO, Rut N°8.134.500-7, Directora del Parque Metropolitano de Santiago, domiciliado en calle Pio Nono N°450, comuna de Recoleta; MARÍA DOLORES GARCÍA BARISON, Rut N°7.299.460-4, Presidenta de la Unión de Ornitólogos de Chile (UNORCH), domiciliado en Av. Providencia N°1108 Local 32, comuna de Providencia, todos de la ciudad de Santiago, a US. con respeto digo:

Que en mérito de las consideraciones de hecho y de derecho que invoco y en atención a lo dispuesto en los artículos 93 y siguientes del Código de Procedimiento Penal, venimos en interponer querella criminal por el delito de caza prohibida de especies de la fauna silvestre, que establece la LEY Nº19.473, DE CAZA, en su articulo 30.

 

DE LOS HECHOS

 

Con fecha 19 de agosto del presente año, don EDUARDO PAVEZ GÁLVEZ, Director del Programa Binacional de Conservación del Cóndor Andino, tomó conocimiento que en un fundo de la zona del Alfalfal, comuna de San José de Maipo, unos excursionistas encontraron dos cóndores muertos de 28 impactos. Esta impactante situación afecta enormemente al programa mencionado, toda vez que estos dos cóndores formaban parte de un proyecto binacional que había liberado hace siete meses a ocho polluelos en el sector de Yerba Loca, reserva de la CONAF, en la precordillera de los Andes.

En efecto, entre las aves, el cóndor ha sido siempre una de las especies más perseguidas por el hombre. Esta persecución desmedida ha originado el desaparecimiento de esta hermosa especie, de muchos de los lugares en donde habitaba. Así, por ejemplo, no se ha visto ni un ejemplar en Venezuela, desde 1912. En Colombia es escaso, y en Chile, Perú y Bolivia sólo se observa en contados lugares.

Mas allá del grave daño que esta situación provoca a los programas de conservación como el mencionado, el tema de la caza furtiva pone en serio riesgo la posibilidad de eco turístico en la Zona, que es un proyecto ampliamente deseado por la comuna de San José de Maipo.

Ademas, es preocupante si la muerte de los cóndores se haya realizado en recinto con control militar, asunto que habría que corroborar, porque si bien significa que de alguna manera es posible saber de donde habrían venido los disparos hechos a las aves, también implica que es necesario sensibilizar a los militares respecto de la gravedad del hecho, que afecta a una especie en peligro de extinción.

 

DEL DERECHO:

 

                                             De acuerdo a la LEY Nº19.473, DE CAZA, publicada en el Diario Oficial Nº35.576, de 27 de septiembre de 1996 y que sustituye texto de la Ley Nº 4.601, sobre Caza, y Artículo 609 del Código Civil, esta señala en el Título I sobre "Definiciones" en la letra l) del artículo 2º que se considera "Especies vulnerables" a las especies de la fauna silvestre que por ser objeto de una caza o captura intensiva, por tener una existencia asociada a determinados hábitats naturales que están siendo objeto de un progresivo proceso de destrucción o alteración, o debido a la contaminación de su medio vital, o a otras causas, están experimentando un constante retroceso numérico que puede conducirlas al peligro de extinción. En efecto, el cóndor (Vultur gryphus) es una de las 92 especies vulnerables, según el Libro Rojo de los Vertebrados Terrestres de Chile.

                             Según el Artículo 3 del TÍTULO II "De la Caza o Captura", de la señalada LEY Nº19.473, DE CAZA, se prohíbe en todo el territorio nacional la caza o captura de ejemplares de la fauna silvestre catalogados como especies en peligro de extinción, vulnerables, raras y escasamente conocidas, así como la de las especies catalogadas como beneficiosas para la actividad silvoagropecuarias, para la mantención del equilibrio de los ecosistemas naturales o que presenten densidades poblacionales reducidas.

                             En tal sentido, el Artículo 30 de la señalada LEY DE CAZA sanciona con prisión en su grado medio a máximo, con multa de tres a cincuenta unidades tributarias mensuales y con el comiso de las armas o instrumentos de caza o captura a quienes:

a)   Cazaren, capturaren o comerciaren especies de la fauna silvestre cuya caza o captura se encuentre prohibida.

 

POR TANTO; en virtud de lo expuesto y lo dispuesto en los artículos 93 y siguientes del Código de Procedimiento Penal y demás disposiciones citadas.

RUEGO A US. se sirva tener por interpuesta querella en juicio criminal en contra de quienes resulten responsables por la infracción a la acogerla a tramitación, ordenar la aprehensión, prisión preventiva, encargar reo, acusar y en definitiva condenar al máximo de la pena asignada por la ley respecto del delito en cuestión y al pago de las indemnizaciones que procedan, mediante acción civil que se deducirá oportunamente, con costas.

EN EL PRIMER OTROSI: RUEGO A US. A fin de cooperar con la acción de la justicia, instando por el pronto término de la actual investigación y las diligencias pertinentes, me conceda conocimiento del sumario.

EN EL SEGUNDO OTROSI: RUEGO A US. Tener por acompañados los siguientes documentos:

EN EL TERCER OTROSI: RUEGO A US. Tener presente que designo abogado patrocinante y confiero poder al abogado ............................., patente al día, domiciliado para estos efectos en calle ...................., de la ciudad de Santiago, quien firma en señal de aceptación.